miércoles, 4 de diciembre de 2013

DE PROFESIÓN, MIS PRECIOS


Por si alguien no se ha enterado todavía, la que maneja mis hilos tuvo que pasarse el fin de semana pasado editando ocho bodegones de Navidad plagados de productos, identificándolos, buscando precios... y casi muere en el intento.

Por si alguien piensa "será ridícula y quejica" explicaré que:
A. Era fin de semana (es lo que tiene ser free-lance) y no había nadie a vuelta de mail para apagar fuegos ni, obviamente, a ella se le ocurrió perturbar el merecido descanso de nadie. Bueno sí, hubo un whatssap desesperado. 
B. La disquetera del Mac esta inoperativa desde hacía tres semanas, ocupada por un CD que no hay forma de evacuar. Ni con clip desenrollado. 
C. Había un complot de ONO para obligarle a contratar más capacidad, y el ordenador se colgaba y exigía reiniciar cada 7 minutos aprox. 
D. Criaturita 1 apararecía cada 4 minutos por la cocina-oficina pidiendo usar el portátil para jugar a algo en plan "jo mamá, que morro tienes... siempre lo tienes tú..."
E. Criaturita 2 irrumpía con la música a todo volumen cada 6 minutos para subirse a la encimera y ejecutar una coreografía de Violetta. "Esta si que es la definitiva mami, que he ensayado"
F. Los productos de los bodegones no posaban de frente. No, algunos estaban boca abajo... otros, literalmente destrozados o desmenuzados por el instinto artístico del fotógrafo.
G. Cometió el error de novata de no apuntar al detalle cada producto antes de mandarlos a fotografiar. 


Y es que los precios son tarea ardua y complicada. Estoy segura de que la inmensa mayoría de sus compañeras prefieren escribir un ladrillo de cuatro folios en word que vérselas con un bodegón de siete productos. Es más, cuando llegas a cualquier redacción y alguien está "de malas" y con una sospechosa pila de dossieres a sus pies, es que está poniendo los precios. 
Si. Es el "déjame, que estoy de precios". Casi casi, como el "estoy premenstrual". 

Por lo general, vienen en el dossier... sea físico o digital... pero no siempre. A veces tienes que llamar para que te los den. O son cosas taaan caras que como que debe dar pudor ponerlo...
Y luego, que somos humanos, y al final, los dossieres se pueden perder -o tirar-, o puedes tener tan desordenados los archivos que sólo de pensar en buscarlo... o problemas con el yahoo...

Y diréis, "pues que hubiera buscado en internet". Pero no, porque pones nombre de producto + precio y aquello te deriva a páginas de subasta ilegales y te encuentras con que un contorno de ojos de Clinique vale 1,99 y como que sospechas y no te cuadra. 

El humor solo le cambiaba cuando daba con la página web de alguna firma que vendía on-line y con los precios rigurosamente actualizados. O con una de esas marcas de las que tiene "pase digital de prensa" para entrar como Pedro por su casa para descargarse fotos y ver tarifas.

No, no se los puede inventar. Eso siempre da problemas. Por mucha puntería mercantil que se tenga, por diez céntimos por debajo puedes originar un Def Con Dos en el punto de venta. Dile tú a la señora que llega a caja con el recorte de la revista, que le quieres cobrar más que lo que dice el periodista (ha pasado).
Y las veteranas, ya saben que es mejor pasarse por lo alto, y que la compradora, al menos, tan contenta. 

Antes de la era internet, solía bajarse al Corte Inglés, libreta en mano, e iba preguntando y apuntando los precios de cada elemento bodegonil. Tardaba mucho menos que empezar a llamar una por una a todas las RRPP para pedirlos. Pero es que encima era domingo. Y el wifi le iba taaan lento...

Si no le dio algo grave fue gracias a las beauty- guerrilleras que estaban "de guardia" en facebook este fin de semana. dispuestas a identificar y hasta ayudar con los precios. 
Como vuelva a escuchar que entre las de belleza hay competencia... Las free-lance se portaron. Era colgar un foto de algún OBNI (Objeto de Belleza no Identificado) y al momento... "eso es de Sephora, el glitter liner de Navidad" o "ese que está boca abajo y de espaldas, el nº 17, es de marca bio, seguro, que a trasluz se ve el sello de ecocert, busca por orgánica"... 
Solo con su ayuda, pudo dar a "enviar" el lunes a las 10 y quedarse tranquilita. 
¡Gracias compañeras!

3 comentarios:

  1. jajaja, qué bueno!!! en la radio te los puedes inventar porque normalmente la gente no graba el programa aunque como ahora ponen los podcast en internet alguna vez me han reclamado. Y en artículos me resulta lo más pesado, eso y lo de que las fotos en esten "suficientemente" en alta....estoy contigo, prefiero teclear que los precios!

    ResponderEliminar
  2. Lo de los precios es la muerte. Por no hablar de los que envían el precio sin IVA!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Eso pasa? lo del IVA! !!!!!!!

      Eliminar